Tipos de articulaciones

Un componente esencial de un alicate es su articulación, distinguiéndose esencialmente entre los siguientes tipos de articulación:

Articulación superpuesta:

Ambas mitades de los alicates están sobrepuestas sin mecanización.

Articulación insertada:

Cada brazo de la tenaza está mecanizado hasta la mitad en la zona de la articulación, de modo que ambos brazos puedan ser colocados el uno dentro del otro.

Articulación machihembrada:

Un brazo de las tenazas está ranurado. Por esta ranura se empuja el otro brazo. Esta conexión articulada resiste elevados esfuerzos, ya que el perno de la articulación está alojado en ambos lados y el brazo interior cuenta con doble guía.