Calidad en todos los detalles
  • Calidad en todos los detalles

    En cada alicate de KNIPEX hay más de 130 años de experiencia y el know-how de muchos especialistas.
    La calidad de nuestros alicates se encuentra en la suma de muchas funciones y características que se coordinan óptimamente entre sí. Se diseñan cuidadosamente, se fabrican con alta fiabilidad y se revisan estrictamente.

  • La función determina la forma

    Todo comienza con la forja de los brazos del alicate.
    La forma y dimensiones se generan a partir del diseño del alicate y de ahí se genera la forja del molde matriz.

    Con un software especial podemos simular la distribución óptima y compactación del acero a 1.250 grados en la matriz.

  • Acero en su mejor forma

    Forjamos nuestros alicates a partir de aceros seleccionados de alta calidad que son producidos para nosotros siguiendo estrictas especificaciones.

    Las matrices las fabricamos de un material especialmente resistente y de gran precisión. El dimensionamiento y la precisión de las matrices son unos condicionantes fundamentales que se reflejan en la calidad y su funcionamiento.

  • Desarrallamos y construimos nuestra maquinaria

    Mediante un gran número de fases de mecanización, los alicates adquieren gradualmente sus características de funcionamiento. Para ello empleamos máquinas que hemos construido en muchos casos nosotros mismos conforme a nuestras necesidades específicas.

    La maquinaria muestra una gran concordancia entre la habilidad y la experiencia de nuestros técnicos. Esta moderna automatización es lo que nos permite alcanzar una gran eficacia durante la producción.

  • Fabricamos con precisión y comprobación

    Para la puesta en práctica de nuestros estándares de calidad y precisión, empleamos la más moderna tecnología de comprobación.

    La especial capacidad de rendimiento de nuestros alicates requiere el cumplimiento de las tolerancias más estrictas. En muchos casos hablamos de centésimas de milímetros.

  • El calor adecuado

    Incluso un buen material no adquiere su resistencia en general ni su resistencia al desgaste, sin un cuidadoso tratamiento térmico con unas fases expresamente ajustadas entre si.

    De este modo creamos una textura molecular que ofrece el máximo en dureza y resistencia.

  • Sin concesiones hasta el más mínimo detalle

    Dedicamos un especial cuidado a las áreas de trabajo de nuestros alicates, sobre todo a los filos de corte y los dientes de agarre. Unas geometrías precisas y el templado adicional mediante corriente de alta frecuencia proporcionan fiabilidad y una larga vida útil.

  • Acabado – el toque final

    Hacia el final de la producción se realiza el “último control” y la colocación de los mangos ergonómicos o revestimientos de plástico. Seguridad ante todo: Cada uno de los alicates aislados debe superar, entre otros, una prueba de tensión de 10.000 voltios.

  • Fiabilidad garantizada

    Nuestra marca cumple una promesa: 100 % de fiabilidad.
    Comprobamos, por ejemplo, cada uno de los alicates de corte diagonal, realizando un corte a un puqueño hilo de cobre antes de que salga de nuestra fábrica. 

    Es laborioso, pero asegura que cumplimos con garantía los elevados requisitos y expectativas de nuestros usuarios en todo el mundo.